“No me dejan ser yo”: la historia de Madelaine

Madelaine es una chica como cualquier otra de 16 años. Le gusta salir con amigos, es buena en lo académico y sus padres siempre estuvieron orgullosos de ella.

Desde siempre supo que quería ser abogada, aunque sus padres hubiesen querido que estudiara medicina. Pero ante su elección ellos la apoyaron de todas maneras, una hija abogada también era un privilegio.
La chica nunca tuvo un novio, unos cuantos enamorados que despedía muy rápido. Pablo y María Elena (sus padres), no se preocuparon, a fin de cuentas “la niña estaba concentrada en los estudios”. Y en efecto así era.
Madelaine se la pasaba estudiando con Roxana, de 16 años igual que ella. Iban a la misma escuela y aula, así que era natural que estudiaran juntas. Tanto que su mejor amiga se convirtió en parte de la familia. Pasaba fines de semanas enteros en casa una de otra, paseaban y se divertían.
Pero luego de un tiempo y cuando las dos pasaron con excelentes notas las pruebas de ingreso y las dos se ganaron el cupo en la carrera de derecho en la universidad, los padres de Madelaine quisieron saber si no había alguien especial en su vida.


La muchacha respondió que sí, era alguien en quien confiaba con ojos cerrados, alguien con quien compartía todo desde hace mucho, era su amiga Roxana.
Ya tenían casi dos años de relación y no había superado el miedo a la reacción de los padres. Pero el momento de la verdad llegó. Las chicas fueron sinceras, y aunque de parte de Roxana fueron comprensivos, María Elena y Pablo, gritaron, insultaron y prohibieron la entrada de la pareja de la hija a la casa.
Intentaron buscarle novio, la castigaron con la indiferencia, hicieron de todo, pero no lograron borrar el sentimiento entre las chicas. 
Madelaine terminó abandonando la casa sin el cariño de quienes la habían apoyado siempre. Peleada con sus padres se fue a la casa de una tía y luego a un alquiler que pagaban los padres Roxana.
Hizo su vida sin la aprobación de los que ella pensaba la querían sin condición. No la dejaban ser ella y por eso decidió dejar salir su verdadero yo, a ser infeliz para siempre.
 

IMPORTANTE: