Javier Sotomayor no descarta que su hijo represente a España en eventos internacionales

Tiene 14 años y acaparó titulares recientemente por proclamarse campeón nacional Sub16 de España. Aunque nació en La Habana, Jaxier Sotomayor podría competir bajo otra bandera diferente de la que defendió su padre, el inigualable Javier Sotomayor.

“Nací en La Habana en diciembre de 2007 y vivo en Guadalajara con mis padres y hermanos. Estoy en segundo de ESO. Soy campeón de España bajo techo y aspiro a serlo también al aire libre”, contó el joven en una entrevista con el diario El País.
A ese medio, el recordista mundial de salto de altura Javier Sotomayor, hizo una enigmática confesión sobre el futuro de su hijo.
“Empezó en Cuba a hacer atletismo…y, como yo, como todos en Cuba, a esta edad se hacen varias disciplinas, y de esa disciplina, la mejor que tú hagas es en la que te especializas. Gracias a eso fui yo saltador. Y él, consiguientemente, ha seguido la disciplina. No puedes engañar a los genes. Tenemos doble nacionalidad. Compite en España, pero no por España, todavía. Hasta que no compita internacionalmente, todavía tiene la posibilidad de elegir, y todavía no ha elegido, no, no. Tiene más libertad de elegir. De momento, no, pero ya pronto tendrá que decidir”, dijo dejando abierta cualquiera de las dos posibilidades.

La familia de Sotomayor se ha establecido en la ciudad española de Guadalajara, en la comunidad autónoma de Castilla-La Mancha, donde se ha creado una meca de atletismo.
Allí, otro cubano nacionalizado español, lleva una escuela de salto, se trata de Luis Felipe Méliz, medalla de plata en salto de longitud en los Europeos de 2012.
Pero hasta esa ciudad también llega a enseñar Iván Pedroso, el entrenador de Peleteiro y  de la multipremiada Yulimar Rojas. En esa ciudad también vive y se entrena Jordan Díaz, el saltador de triple.

Hasta ahora nadie ha sido capaz de romper la marca del Príncipe de las alturas, sin embargo, este más de una vez ha mencionado que sí lo cree posible.
“Los récords no son para siempre precisamente porque son batibles, así que estoy convencido de que algún día alguien me superará”, ha dicho Sotomayor.
Jaxier, en cambio, no teme  que le comparen con su padre incluso cuando su propio progenitor lo hace, eso le contó a El País:
“A veces hace comparaciones muy, muy, muy innecesarias. Es que se compara conmigo cuando él tenía 16 años y ya era una bestia que saltaba 2,33m... Y todavía tengo 14 y estoy aprendiendo, y se compara... Muy loco, ¿eh? El apellido, al comienzo, sí, pesaba mucho. Iba a las competencias pensando que tenía que hacerlo bien obligado por mi padre, pero ya con el tiempo me he ido acostumbrando y como que... A veces sí se siente. Pero que me comparen con mi padre, uff, me hace madurar, pero para bien. De él me gusta sobre todo, y siempre lo digo, su originalidad. Siempre intentaba hacer cosas nuevas solo de él, y eso me llama la atención. Y me obliga a mí, claro, claro. Aunque yo no soy original, porque lo copio a él bastante”.
 

IMPORTANTE: