En Televisión nacional testimonio de balseros sobrevivientes de naufragio cerca de Florida

Un grupo de balseros sobrevivientes del naufragio ocurrido el pasado 6 de julio en aguas cercanas a los Cayos de Florida, ofreció su testimonio ante las cámaras del Noticiero de la Televisión Cubana (NTV) y relataron la terrible y traumática experiencia que sufrieron.

Los balseros entrevistados formaban parte del grupo de 22 cubanos que naufragaron y fueron rescatados por la Guardia Costera estadounidense (USCG) a 26 millas al sureste de Cayo Hueso, luego de haber permanecido durante horas en el mar.
Debido al mal estado de la mar por el paso de la tormenta tropical Elsa, la embarcación en la que viajaban se volcó tras el impacto de una ola, dejando a 21 balseros flotando a la deriva, mientras, según el testimonio ofrecido en el NTV, uno de ellos moría atrapado en los despojos del naufragio.
En unas escenas conmovedoras, los sobrevivientes relataron el infierno por el que pasaron, luchando por mantenerse a flote durante horas por la noche. “Todos éramos jóvenes. Creo que no había nadie que llegara a 40 años”, relató una víctima del naufragio de 34 años, que decidió ocultar su identidad.


“Todo el mundo se atacó. La muchacha que andaba conmigo se ahogó y eso que tenía salvavidas. Pero en la madrugada empezó a perder la razón”, describió la balsera anónima en un susurro.
El joven de 27 años, Yaikel Darias Tabares, afirmó que en el “momento que nos alcanzó el ciclón… Todo mal”. Él fue uno del grupo de 9 hombres y 4 mujeres que lograron mantenerse con vida hasta que fueron rescatados por la Guardia Costera. Ocurrido a las 8 de la noche, los náufragos vivieron una pesadilla en alta mar, con oleaje y oscuridad hasta que horas después los sobrevivientes fueron rescatados.
“Estuvimos unas 3 horas aguantando las olas, separados en grupos. Te hundías y al salir a flote veías que faltaban dos gentes… Luego tres más”, explicó Darias, quien también contó que se encontraron con los guardafronteras cubanos en el límite de aguas territoriales cubanas y que estos les pidieron que volviesen. Pero, “el que venía al frente de la embarcación dijo que íbamos a seguir”, sin saber que unas horas más tarde experimentarían el peor momento de sus vidas.
“Tengo dos niños. Yo solo pensaba en ellos, en volverlos a ver. Por eso no me di por vencida y luché hasta el final”, dijo la sobreviviente Yaritza Méndez Ramírez, quien, al igual que Darias Tabares, ofreció su testimonio desvelando su identidad.
“Estuvimos una noche entera luchando, tratando de sobrevivir, pero sobre las 6 de la mañana mi hermano no resistió más. Lo mató el frío. Falleció en mis brazos”, añadió Méndez Ramírez, rota por la emoción.

Por su parte, la sobreviviente anónima aseguró que no creía que “en la vida haya algo peor que lo que pasamos nosotros. No hay manera de describir lo que se vivió allí”.
Entre los desaparecidos del naufragio se cuentan siete hombres y dos mujeres, cuya identidad no ha sido revelada hasta el momento.
Un primer mensaje en Twitter de la Guardia Costera, poco antes de las 10 de la noche de ese día, precisó que fueron rescatadas primero dos personas y que tras el arribo del guardacostas Thetis encontraron otras 10 personas.
Del grupo de 13 balseros rescatados, 8 fueron repatriados este sábado y 5 permanecen bajo tratamiento médico y custodiados por las autoridades estadounidenses, a la espera de ser devueltos a sus contrapartes cubanas.

Tras conocerse la noticia del naufragio y el rescate por parte de la Guardia Costera, familiares de los balseros que viajaban en la embarcación pidieron desesperados que se revelara la identidad de los sobrevivientes.
“Que digan los nombres de las personas que tienen ellos ahí, por favor, que estamos desesperados”, suplicó en declaraciones a Telemundo 51 Xiomara Riesco, madre de la joven Marlín Leliebre Riesco, que formaba parte del grupo junto a su pareja, Yoel David.
En un instante del reportaje emitido este martes en el NTV se ve cómo una suboficial de la Dirección de Identificación, Inmigración y Extranjería (DIIE) llama a los familiares de Marlín Leliebre para informarles que su hija está entre los rescatados del naufragio.
 

IMPORTANTE: