7 clases sociales que puedes ver en Cuba

Aunque pueda parecer extraño hablar de clases sociales en Cuba, estas si existen como en cualquier otra sociedad. Puede que se den de manera diferente, pero ahí están, como muestra de que en ningún lugar del mundo todos somos iguales.
Fuera de los convencionalismos, en la isla se pueden diferenciar muchísimas clases, y se ven caracterizadas por la tarea a que se dedican sus miembros. CubaPlus Online les deja algunos ejemplos.

1.    El negociante: este pertenece a la clase alta, pues a pesar de no haber estudiado nada en la mayoría de los casos, si tiene tino para los negocios que dan dinero de verdad. Aquí incluimos a los vendedores de ropa, los dueños de paladares, los artesanos, y los fabricantes de zapatos entre otros.
2.    El profesional: este se pasó buena parte de su vida estudiando, y quizás aún continúe su superación, pero obviamente el salario no le alcanza. Hace malabares para mantener la casa y de vez en cuando funge como vendedor de poca monta. Así que vendrían siendo de una clase media-baja.
3.    El dirigente: este en muchos casos vive su vida tranquilo, sin más preocupaciones que la próxima reunión. Tienen transporte que garantiza su empresa, o particular, la comida también le llega con cierta facilidad, y por el nivel de relaciones resuelve los problemas con mayor calma, así que pertenecen también a la clase alta.
4.    Ama de casa: en esta situación, sin más trabajo que las labores del hogar y el cuidado de los niños, no queda otra que inventar algo que pueda traer dinero a la casa. Por eso las amas de casa en Cuba sí trabajan. Arreglan uñas, venden durofríos, cremitas, y todo los que se pueda para sacarle algo al hecho de estar en casa. No se puede ser improductiva. Pero las ganancias no siempre son cuantiosas, además son inestables, así que vendrían siendo de la clase de menor poder adquisitivo con sus excepciones claro.
5.    El delincuente: este se gana buena plata pero en el invento. Increíblemente puede tener más dinero que el profesional.
6.    El estudiante: este pertenece a la clase en que lo ubique su familia. Algunos trabajan para buscarse lo suyo.
7.    El obrero: este trabaja como un mulo y gana más bien poco. Lo más común es que sea un trabajador vanguardia y se gane una casa en la playa, pero fuera de eso, no hay mucha búsqueda así que pertenece a la media-baja.
Claro en la baja hay muchos, pero depende de la situación específica de cada cual, por eso lo dejamos abierto. ¿Y tú de qué clase eres al estilo cubano?
 

IMPORTANTE: